No, no leíste mal, se trata de la carretera Irapuato – La Piedad, en Guanajuato, para la cual se utilizó alrededor de 1.7 toneladas de plástico post consumo, lo que equivale a 425 mil empaques flexibles de plástico. 

Esta obra es un proyecto de la compañía química llamada ‘Dow’, con colaboración de Vise, Lasfalto, Omnigreen, Surfax y el apoyo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Dichas empresas trabajaron en conjunto para poder encontrar la manera de mezclar asfalto convencional con empaques de plástico reciclados.

A través de un comunicado, la compañía Dow aseguró que con esta nueva tecnología posiblemente se podría encontrar una solución para el manejo de residuos plásticos, alargando también la vida útil de las carreteras hasta un 50%. 

“La ventaja que tiene la utilización de productos reciclados de plástico es que se pueden utilizar en cualquier tipo de carretera, no solo en productos de alto desempeño, por lo que esto puede alargar la vida útil de cualquier camino asfáltico”, informó la compañía.