Muchos son los esfuerzos que diferentes marcas de talla internacional están realizando para cuidar el medio ambiente, aunque hay que decirlo claramente, todavía falta mucho por hacer y que muchas otras grandes empresas se unan a la visión de sustentabilidad ecológica, ya que de seguir ignorándola, nos depara un futuro muy feo…

En esta ocasión, LEGO, la famosísima marca danesa de bloques nos tiene una buena noticia, y es que se encuentra innovando para poder ir dejando atrás poco a poco el uso de plásticos de un solo uso de sus tan característicos productos que echan a volar nuestra imaginación. El año pasado, la firma había optado por la producción de piezas procedentes de plástico reciclado, sin embargo, ahora ha decidido ir más allá y para 2030 (esperemos que sea mucho antes) buscará que todos los bloques y piezas que fabriquen sean biodegradables, es decir, buscarán que sean de plástico verde hecho a partir de caña de azúcar.

Actualmente cuentan con un set de juego llamado “Casa del árbol”, el cual está conformado en un50% por este plástico de origen vegetal. La calidad de las piezas sigue siendo la misma, pues no se ha visto afectada su resistencia y siguen siendo tan fuertes como las de plástico convencional.

La idea de LEGO es que todos los sets que lancen contengan este tipo de bioplástico. Además, en el 2025 harán su primera medición sobre el cambio de material y buscarán también, que para ese entonces el embalaje de sus productos sea 100% reciclable y provenga de fuentes vegetales.