Amado Montalvo, escultor potosino, dio de qué hablar nuevamente, y es que después de que se hiciera viral el busto de Benito Juárez “de otra galaxia”, regaló una escultura de Andrés Manuel López Obrador que ahora no era de otra galaxia, sino como salido de la serie del chavo de 8.

Esta vez, como homenaje del aniversario luctuoso de Mario Moreno “Cantinflas”, develó un busto del actor que a decir verdad, es el que menos se parece al personaje real.

El rancho “El Detalle” fue el afortunado de tener esta obra.