La peligrosa moda de tatuarse los ojos 

131

Por Paulina García M. 

Existen modas divertidas, interesantes o exóticas, pero también algunas pueden ser altamente peligrosas, tal es el caso de la moda de tatuarse los ojos. Se trata de una práctica que surgió en el año 2007 aproximadamente, cuando el tatuador australiano Luna Cobra decidió experimentar con el teñido de ojos.

Para llevar a cabo dicho proceso, Cobra inyectó pigmento mezclado con una solución líquida directamente bajo la conjuntiva, haciendo que esta sustancia quedara entre ésta y la parte blanca del ojo. Dicha ocurrencia surgió con la intención de imitar a los personajes de ojos completamente azules de la película “Dune”, del director David Lynch.

Actualmente, Luna Cobra ha perfeccionado la técnica y decenas de personas han acudido a tatuarse con él. A su vez, también surgieron imitadores que han realizado este procedimiento, pero no en todos los casos con éxito; de forma que, varias personas sufrieron complicaciones como infecciones, inflamación, dolores de cabeza y en el peor de los casos ceguera. Es por lo anterior que, la Asociación Americana de Optometría y otras instituciones condenan esta práctica:

“Mi consejo es que no se haga hasta que haya suficientes garantías, teniendo en cuenta la potencial pérdida de visión”, afirma Jeffrey Walline, presidente del Contact Lens and Cornea Council de Estados Unidos.

Así que, se trata de una moda que, aunque para algunos puede resultar atrayente, lo cierto es que también se pueden correr riesgos peligrosos en caso de llevarla a cabo.