Al día siguiente de San Valentín, salía un crucero de Nassau a Miami, Estados Unidos, donde a una pareja la suerte no les sonrió, y es que  llegaron tarde casi media hora y el navío de la empresa Royal Caribbean no los esperó.

En un vídeo que circula en redes sociales se puede ver a los desafortunados llegando al muelle, el barco ya había zarpado. ¡Suerte para la próxima!