La controversia de un Emiliano Zapata feminizado

163

Por Paulina García M.

México es un país en el que todavía permea un alto grado de homofobia, para muestra de esto, basta ver la polémica que desató la exhibición en Bellas Artes de un cuadro de Fabián Cháirez, en el que se muestra a un Emiliano Zapata feminizado con sombrero rosa y tacones, a su vez, se encuentra desnudo sobre un caballo que muestra una erección.

Cuando salió el cartel de esta exposición titulada “Emiliano. Zapata después de Zapata”, los comentarios homofóbicos no se hicieron esperar en redes sociales; así mismo, el nieto de Emiliano Zapata, Jorge Zapata González, amenazó con demandar al pintor y al Museo de Bellas Artes, por “denigrar” la imagen del caudillo. Esta situación se agravó con un enfrentamiento este martes, en el que campesinos de diversas organizaciones intentaron quemar dicha pintura y miembros de la comunidad LGBT+ salieron en su defensa, siendo atacados con golpes e insultos.

Respecto a la obra titulada “La Revolución”, su pintor, Fabián Cháirez comentó que:

“Hay algunas personas a las que les incomodan los cuerpos que no obedecen a las normas. En este caso, ¿dónde está la ofensa? Ven una ofensa porque (Zapata) está feminizado”.

Esta obra ya había sido exhibida anteriormente en la Galería José María Velazco e incluso actualmente se encuentra una réplica a gran escala en el bar gay Marrakech, por lo que el curador de la exposición, Luis Vargas comentó en entrevista para Tierra Adentro, que:

“Cuando llega a Bellas Artes y a la centralidad del museo del Palacio de Bellas Artes es que provoca la controversia. Entonces lo que a mí me hace pensar es que estas imágenes se les permite existir si están en lugares ocultos, pero si las traes al centro del país, a los reflectores, entonces son incómodas. Eso para mí confirma la necesidad de que desde lugares centrales se incluyan discursos diversos y se problematicen cosas más allá de lo políticamente correcto.”

Hoy, aún persisten las exigencias de los manifestantes en contra de esta pintura, quienes amenazan con volver todos los días hasta que se cumpla su petición. Sin embargo, es necesario que no se limite la libertad de expresión de los artistas, por ello, los funcionarios del museo afirman que el cuadro no será retirado.