Karla; solo me dejaste tú anillo y una manzana.

209

Todos tenemos una fecha y una hora que nunca pides ni esperas que llegue; una fecha en la que alguien decidió partir en mil pedazos nuestras vidas, y nos convirtió en las Voces de la Ausencia. FridaGuerrera

 

 

 

Karla Alejandra Hernández Pérez

Asesinada 09 de febrero  2019, Valle de Chalco, Estado de México.

 

 

NAVIDAD DESDE LAS VOCES DE LA AUSENCIA/ FRIDAGUERRERA.

Madrugada del 09 de febrero de 2019, una llamada, “Frida, estoy frente a una víctima, la mató el maldito, la estranguló”, “La madre está desecha, están frente a mí, ayúdame”. Valle de Chalco, Estado de México. Me trasladé a ese municipio, Diana la madre de Karla, estaba en la Agencia del Ministerio Publico en Chalco, esperando que su cuerpo fuera entregado. La encontré con el anillo de Karla en su mano, y una manzana que Karla tenía para darle a su beba, ya no fue posible se la diera; quien fuera su pareja y padre de su hija, presuntamente decidió asesinarle.

 

Hoy Diana es la voz de Karlita, su nena, quien amo, confió y fue arrebatada por el hombre en quien confiaba, él se escondió unos días en Miahuatlán, Oaxaca, hoy enfrenta un juicio para que la autoridad delegué o confirme su responsabilidad jurídica.

 

Diana solo sabe que su beba, le hace falta está Navidad, estás fiestas dónde Karla era quien representaba la alegría estas frías noches.

Hoy tú estás cenando con ella, con esa mujer que amas, o tal vez no, porque que aburrido pasar estos días con ella, para ti es hasta cursi, además debes aguantar a esa familia insoportable que en todo el año ni te pela pero que hoy quiere estar a tu lado, abrazarte, o que la abraces. Hoy piensa en Karla que nos fue arrebatada y ya no está para bailar, para abrazar a su beba, hoy piensa en Diana que daría todo por ver, abrazar, escuchar a Karla. Hoy es Navidad y las voces de la ausencia.

 

No están en este plano, solo sobreviven porque sus mujeres merecen justicia. Hoy estás voces también piensan en ti, y piden que abraces a tu madre, a tu hija, a tu hermana, que soportes a la nefasta familia que tienes para poder disfrutar a tú abuela, porque tal vez, la próxima Navidad ella, ya no esté a tu lado.

 

No, no esperes a que una mujer que amas, te sea arrebatada, no pienses que, si dejas de verlo, no te pasará. Necesitamos cambiar como sociedad, para detener tanto dolor y muerte.

Karla hija mía aun no puedo bor​rar de mi memoria ese día en que llegue y que inevitablemente fue el último día de nuestra historia, una historia de amor que empezó desde que iluminaste mi vida con tu llegada, tus ocurrencias, tus logros

tu manera de amarme, de llenarme con tu sola compañía.

 

Creciste y con ello conociste el amor del que consideraste el amor de tu vida, ese que ahora me arrebato, mis sueños mi vida entera y con ello no soy nada esta vida es vacía por no tenerte, cambio todo y ahora a casi un año de tu partida sigo sin una razón para sonreír.

 

Karla todos los días escucho los audios que me hacen creer que volverás, que entrarás por esa puerta corriendo con esa sonrisa que nunca se fue, aunque los momentos fueran difíciles, aquí muchos corazones rotos desde tu partida una familia rota; tu hija, aunque con el mejor cuidado y el arropo de toda tu familia le haces tanta falta como a mí.

 

 

Me pregunto mil cosas amor, como por ejemplo ¿por qué no llegue a tiempo a defenderte y rescatarte de tan monstruosa situación; por qué vida hermosa?, ¿por qué no llegue?, ¿por qué no me di cuenta de lo que iba a pasar?, ¿por qué no tuve un sentido más para defenderte? Tantas preguntas sin una respuesta.

 

 

Un cumpleaños vacío ya no estas hermosa, solo lloro tu ausencia mirando al cielo esperando que veas y escuches en ese lugar que todos dicen que hay paz.

 

 

Perdí las ganas de vivir y con ello los días son grises. ¡Hay días que arrodillada pido al cielo verte, abrazarte y decirte cuanto te amo!; eso no pasara, pero, aunque lo sé, necesitó prenderme de algo para respirar y seguir para cuidar de tu hija.

 

 

 

Aunque me cuesta trabajo estoy aprendiendo a lidiar con tu ausencia, aprendiendo a sobrevivir sin ti a sobrellevar este vacío, corazón han sido días difíciles porque cada día anhelo lo mismo volver a verte.

 

 

 

¿Cómo sería una navidad sin ti?; aun no llega y solo refleja dolor, ausencia e incertidumbre todos los días son iguales te llevaste todo de mí.

 

 

Hija mía jamás te olvido cada respiro y suspiro es por ti es para ti. Navidad no significa nada sin ti mi cachetona hermosa la misma vida no es nada sin tu vida en la mía.

 

 

El día que te vi ahí sin respirar mi mundo se detuvo, no logro aceptar tu partida eras la alegría de mi casa humilde, nunca tuve nada más que amor y dedicación para ti y tu hermana, ahora mi cocina quedo sin vida porque hacía de comer con gusto porque comías exquisito solo me importaba que eras feliz, ahora nadie se sienta en mi mesa a comer como tú, mi cama permanece intacta porque no llegas a  recostarte conmigo y mover todas las almohadas, tu ropa sigue esperando a que entres, tus zapatos en el mismo lugar esperando por ti .

¿Cómo es mi vida ahora, no tengo vida porque no estás tú? Todos los días me duermo pensando que ojalá te sueñe y nada.

 

 

He querido volverme loca pensando que en mi demencia estés tu pero la vida terrenal no me deja.

 

Tu familia tías, tíos me arropan, tu hermana me visita, pero nada me llena porque sé que no te volveré a ver.

 

 

Si alguien me preguntará si se puede vivir muerta en vida, respondo que sí, así me siento y pienso si eso es de mi vida a casi un año de tu partida que será de esta madre que le arrancaron las entrañas.

¡Te amo y me haces mucha falta!

 

Feliz Navidad mi amor.

 

Tu mamá Diana.

 

diciembre 2019

Quieres hacerle llegar unas palabras a la familia de Karla, únete a este abrazo para ellas.

Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia

@FridaGuerrera

fridaguerrera@gmail.com