Por Ximena Delgado

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, dio a conocer la implementación de un programa piloto en Guaymas y Empalme, ambos en el estado de Sonora, por medio del cual se depurará a aquellos elementos de la policía que no pasen el examen de control de confianza. Si bien es cierto que este programa arrancó en el estado del norte, pronto se buscará ponerlo en marcha a nivel nacional.

Ante la necesidad de mejorar los estándares de profesionalización y capacitación de los policías, así como de garantizar seguridad en el estado (y por supuesto en el país) debido a los nexos que existen entre esta institución y el crimen organizado, Durazo realizó las siguientes declaraciones:

“Trabajos de inteligencia nos señalan que hay complicidades, vinculación o penetración del crimen organizado en algunos cuerpos de seguridad, y para evitar que Sonora pierda sus niveles de seguridad se tiene que comenzar por la depuración de los cuerpos policiales, algunos, no todos… Tenemos elementos suficientes para hablar de una vinculación con el crimen organizado”.