Una famosa influencer australiana, de nombre Amber Luke, sufrió un grave e inesperado percance luego de “tatuarse” los ojos. La originaria de Nueva Gales del Sur es conocida en redes sociales por los más de 200 tatuajes que tiene, además de las modificaciones que le ha hecho a su cuerpo. Sin embargo, la última intervención que se realizó no resultó como ella esperaba, ya que tras inyectarse los ojos con tinta azul, ¡se quedó ciega por varias semanas!

“El Dragón Blanco con Ojos Azules”, como se hace llamar, compartió a través de sus redes sociales que la pérdida de la visión se debió a que su tatuador realizó de manera incorrecta el procedimiento. También comentó que la experiencia fue sumamente dolorosa, ya que sintió como si tuviera miles de fragmentos pequeños de vidrios en los ojos. Al parecer, ha recuperado por completo la visión. ¡Qué alivio!