El día de ayer un hombre que protestaba frente a Palacio Nacional se cosió los labios para iniciar una huelga de hambre, ¿por qué? Exigía una audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador. El sujeto identificado como José Santiago Collazo, denunció represión en su contra por parte de autoridades de Tijuana.

“Se me mandó matar al salir de mi audiencia en Tijuana, se me está fabricando delitos y me piden que ya no publique su nombre”.

Santiago Collazo mencionó a los medios de comunicación presentes, que fue detenido por el delito de extorsión agravada pese a que contaba con un amparo.

“Me puso extorsión agravada el señor Arturo Pérez de Morena en Tijuana. Está preso un periodista de nombre Mariano Soto, fue mandada una orden desde Mexicali, revocando y que no se hiciera valido lo que decida el juez para que se me dictara orden de aprehensión de nuevo”.

Anteriormente este hombre ya había protestado frente a Palacio Nacional pero adentro de un ataúd.