Sabemos que constantemente hay quejas del servicio en las clínicas y hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pues no precisamente se caracterizan por buenos modos, servicio rápido y material suficiente. Normalmente uno se queja de que lo hacen esperar y hasta han sacado memes al respecto.

Desafortunadamente, un hombre fue víctima de esta espera. Martín, de 57 años acudió ayer por la mañana a la clínica del IMSS ubicada en Purísima del Rincón, Guanajuato, porque no se sentía bien.

Al llegar, un médico le proporcionó una pastilla y le pidió que esperara, pues el personal se encontraba en cambio de turno y no era posible atenderlo en ese momento. Martín salió a sentarse en las bancas del patio mientras esperaba a que alguien lo atendiera, pero, literalmente se le fue la vida esperando. El hombre falleció de un infarto.

Al principio las personas a su alrededor creyeron que se había quedado dormido mientras esperaba, pero se empezaron a dar cuenta que no se movía y comenzaba a ponerse pálido, por lo que llamaron al personal médico que constato su muerte.