Por Ximena Delgado

La escritora galardonada con un premio Nobel por su “fuerza visionaria” y por su “uso del lenguaje” falleció ayer a sus 88 años en el Centro Médico Montefiore de Nueva York. La casa editorial Alfred A. Knopf dio a conocer la noticia por medio de su cuenta de Twitter.

Ante los tristes hechos, el director de dicha editorial expresó lo siguiente:

Toni Morrison dedicó toda su vida laboral al servicio de la literatura: escribir libros, leer libros, editar libros, enseñar libros. Puedo pensar en pocos escritores estadounidenses que escribieron con más humanidad con más amor por el lenguaje que Toni.

Chloe Anthony Wofford, mejor conocida como Toni Morrison, nació el 18 de febrero de 1931 en Lorain, Ohio, en el seno de una familia obrera. Estudió Filología inglesa en Howard University de Washington y, posteriormente se dedicó a la enseñanza y la escritura. Adoptó el seudónimo de Toni Morrison cuando publicaba en una editorial distinta a la que trabajaba, para que no se enteraran de ello, fue la primera mujer afroamericana en recibir el premio de la academia sueca.

Entre sus obras más conocidas se encuentran The bluest eyes, Sula, Tar Baby y Beloved, esta última le valió un premio Pulitzer de ficción en 1988. En cada uno de los trabajos publicados, Morrison se esforzó por dar a conocer las complejidades de la vida de los “negros”, a través de piezas de poéticas, historias de amor apasionadas o dramas impactantes.