A los 92 años, Lorraine Warren falleció en Monroe, Connecticut. Su yerno, Tony Spera fue el encargado de dar la noticia.

Los Warren fundaron en los años 50, la New England Society for Psychic Research y se calcula que en su carrera, investigaron al menos 10mil casos relacionados con espíritus.

Edward y Lorraine Warren se hicieron famosos por la película El Conjuro, que relata su historia como investigadores, y algunos de sus casos más importantes.

Los objetos que cuidaba Lorraine antes de su muerte, quedaron al resguardo de su hija y su yerno.