Por desgracia, ya sea por nervios, estrés, ansiedad o por Helicobacter pylori, muchos estamos familiarizados con la gastritis. Probablemente has probado casi de todo para combatir la inflamación y acidez que se aparecen de vez en cuando o de manera más recurrente. Si padeces de gastritis “nerviosa” puedes aprender a controlarla. Es posible lograrlo por medio de técnicas que te ayuden a manejar el estrés, teniendo una dieta balanceada y realizando ejercicio. El problema es cuando la causante de nuestra gastritis es la H. pylori, esa bacteria que se adhiere al epitelio gástrico y que secreta una serie de toxinas, causando la inflamación de nuestro sistema digestivo, ya que a pesar de nuestros esfuerzos controlando lo que comemos no resulta fácil regular sus efectos y mucho menos eliminarla.

Por fortuna, la Universidad Nacional Autónoma de México ha realizado una investigación en la que una planta comestible parece ser efectiva para contrarrestarla. Se trata del quelite y tres variedades de este. Lo que la investigadora Irma Romero Álvarez, del Departamento de Bioquímica de la Facultad de Medicina descubrió es que esta planta medicinal funcionó mejor que el metronidazol (un antibiótico y antiparasitario) en la inhibición del crecimiento de la bacteria. Así que si todavía no recurres al quelite para contrarrestar a la Helicobacter pylori, probablemente sea hora de que lo implementes en tu dieta y compruebes sus efectos.

Con información de Ximena Delgado.