Es localizada la mujer que se llevó a Fátima Cecilia | por Yohali Reséndiz

798

 

 

Enlace original aquí   

Por Yohali Reséndiz

Hallan sangre y costal en cateo de casa donde estuvo la pequeña Fátima.

Maribel X, Alejandra C y Heriberto G  son los nombres de quienes vivían en la parte alta de la casa donde escondieron a Fátima.

Los Peritos de la Fiscalia General de la CDMX hallaron restos de sangre y un costal que son analizados.

Los 3 presuntos, fueron presentados ante el MP correspondientr. La casa se localizó en la Colonia Cerrillos en la alcaldía Xochimilco, donde peritos de la Fiscalía General de Justicia capitalina (FGJCDMX) hallaron restos de sangre que, suponen, podrían ser de la pequeña Fátima.

Se trata de manchas que quedaron en el piso y en la pared, a una altura no mayor del metro y medio.

Autoridades que participan en las indagatorias del caso, revelaron que durante el cateo ejecutado a las 3:10 de la mañana del pasado lunes, los peritos aplicaron luminol en el lugar, buscaron indicios y huellas. Así fue como encontraron la sangre que, ahora, será comparada para saber si se trata de la misma de la niña desaparecida el pasado martes, y hallada sin vida cuatro días después.

En ese mismo domicilio -en el que viven dos familias- encontraron un costal blanco, similar al que fue utilizado para abandonar el cuerpo de Fátima, en un camino de terracería de la colonia Totonilco, en Tláhuac. El cateo fue ejecutado por personal de la Policía de Investigación (PDI) y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) con base en la orden judicial 012/0159/2020-0C.

Los peritos en Química, Carlos Ríos; en Genética Forense, Andrés Lozano; y en Fotografía, Roberto Garduño, son quienes buscaron y hallaron los indicios que ahora son analizados en laboratorios.

La casa cateada se divide en dos niveles. La parte de abajo es de los propietarios del lugar, mientras que la de arriba es rentada, fue arriba donde hallaron la sangre. Quienes viven en la planta alta son las personas que permanecen detenidas en la Fiscalía capitalina en calidad de presentadas.

Los investigadores llegaron hasta ese punto luego de analizar las grabaciones hechas por distintas cámaras de la Ciudad. Una de ellas captó a la mujer y a la niña, llegando al domicilio, a bordo de un auto blanco a las 18:50 horas del martes. Era el mismo vehículo —al parecer taxi— que habían tomado tras caminar por algunas calles, luego de salir del colegio Enrique Rébsamen.

De acuerdo con reportes asentados en la Carpeta de Investigación CI-FCH/2/UI-IC/D/0073/02-20, Fátima de apenas siete años, mostraba golpes y signos de estrangulamiento.  Al parecer, explicaron autoridades, le colocaron un cincho de plástico en el cuello. En la barbilla presentaba un fuerte golpe que le lastimó la quijada. Tras asesinarla, la metieron dentro del costal blanco y luego la llevaron hasta un camino de terracería en la colonia Atotolco, en Tláhuac, a no más de dos kilómetros de distancia de la casa de Cerrillos.