Rosa Elena Soto reporta sobre la aprobación de la Guardia Nacional y la interrupción de la mañanera que fue sin querer queriendo.