Nomás piensen en los países que resultaron grandes perdedores de las dos grandes guerras mundiales el siglo pasado. ¿Ya? Bueno, ¿por qué esas naciones y sociedades hoy no aparecen en la lista de todo lo peor? Bueno, excepto una excepción en Medio Oriente pero luego hablamos de eso. Piénsenlo, algo hicieron bien y fue invertir, sí, INVERTIR en ciencia. Todo lo que hacen desde beber agua potable hasta tener un bebé –o no tenerlo– involucra avances científicos. Conozcan un panorama de la ciencia en México y del talento que necesita y los recursos que ya le urgen.