En Naucalpan de 30 paramédicos 17 dan positivos a Covid-19. Contagian a sus esposas e hijos por no contar con equipo de seguridad

223

Todos conocemos la importancia y el impacto que tiene en nuestras vidas la labor de un paramédico en un momento de salud complicada o trágico.

Sin embargo, esos servicios de primera y vital importancia NUNCA se pueden realizar si no se cuenta con los materiales necesarios y en tiempos de COVID -19 es un agravio a los derechos de cada paramédico, exponer su vida y la de sus familias porque el municipio se ahorre unos pesos, porque si, ha sido ahorrarse dinero y porque desde siempre ellos sacan las urgencias como pueden y se adaptan a lo que tienen.

¿Porqué lo decimos?

Sabemos que son 30 paramédicos que cubren la zona de Naucalpan y que conforman el grupo de Atención de Urgencias médicas del municipio, integrada al área de protección civil.

Desde el principio de la emergencia para atender ciudadanos con síntomas de Covid -19, lamentablemente los paramédicos trabajaron en un área insalubre, sin un lugar donde pudieran descansar ni con instalaciones sanitarias dignas y material médico necesario. Los mandos encargados del equipo de paramédicos no tenían planeada ninguna estrategia para enfrentar la crisis provocada por la llegada del Covid -19 y mucho menos pensaron en proteger al personal para disminuir el riesgo de contagio, el jefe de departamento a cargo del área de ambulancias, mostró siempre desinterés y apatía al no escuchar las sugerencias del personal, en referencia a incrementar o mejorar las medidas de seguridad, como designar unidades específicas para la atención de las emergencias ocasionadas por la pandemia, ni acató las recomendaciones emitidas por la secretaria de salud en cuanto a descansar al personal vulnerable o de la tercera edad. Jamás se optimizaron los pocos recursos de protección como mascarillas, trajes aislantes, etc. con los que se contaban, se permitió la concurrencia de personal voluntario, no se emitió un curso de prevención de contagio o de capacitación al personal sobre el tema, exponiendo de esta manera a todo el personal del área, a todas las ambulancias de la corporación y a la población en general.

¿Cuáles fueron las consecuencias?

Cuatro paramédicos iniciaron con síntomas de Covid-19, quienes con recursos propios lograron hacerse la prueba, (cada prueba en un laboratorio privado cuesta 2990 pesos) ya que los mandos o la institución no los apoyaron en conseguirlas y resultaron positivos, luego otros 4 resultaron positivos, ya con apoyo de la institución, a través de un centro de salud local, así, el personal que resultó infectado, regresó paulatinamente a trabajar, aún sin haberse realizado una segunda prueba de Covid -19 para descartar que fueran portadores del virus.

Ayer, 11 de junio, se entregaron resultados de las pruebas que se hicieron a un grupo de paramédicos, resultando que 9 elementos más (5 de ellos voluntarios), son positivos a Covid -19 sumando así 17 elementos contagiados en 1 mes, ¿se vale?

¿Y las autoridades?

Primero, han sido omisas en proteger al personal y después, si un municipio cuenta con un equipo de paramédicos que atienden solo su municipio, el municipio está obligado a en mejorar las condiciones de seguridad para el personal que ahí labora.

¿Sabe la Presidenta municipal, Patricia Elisa Durán Reveles, de esta situación? ¿Y ahora qué? ¿Ya, se contagiaron y ya es todo?

Es injusto, inhumano, es indigno que ellos presten sus conocimientos médicos y humanos para cuidar a la población vulnerable en caso de una emergencia médica y que la autoridad municipal los hayan expuesto a enfermarse innecesariamente por ahorrarse unos pesos.

¿Sabe la población de Naucalpan que una ambulancia que cubrió un servicio Covid-19 puede atender a cualquier tipo de paciente sin la más mínima sanitizacion? ¿De qué se trata?

¿Sabe la Presidenta municipal que las áreas designadas para llevar a cabo las funciones de radio control, comedor, descanso del personal paramédico, hangar de ambulancias y zona de descontaminación, son de libre tránsito para el personal de la institución, público y demás autoridades que acuden, poniendo aún más en riesgo de contagio, no solo a los elementos de la coordinación de protección civil y bomberos, sino a la población en general? ¿Ya se dio una vuelta por esas zonas, o desde su despacho solo atiende los casos que si merecen su total atención? Estamos denunciando VIDAS…

¿Pero que tal para adornarse con que su municipio cuenta con un equipo de paramédicos?

Decirle que NO solo es tenerlos, sino respetar, valorar y asegurar que la labor humanitaria que dan a ciudadanas y ciudadanos es de gran importancia, y bueno, ahora ya están contagiados, ¿qué esperan para atender esta situación? ¿Dejarán que ellos sigan resolviendo los gastos como puedan? ¿Esperan que mueran? ¿Ahogaran la noticia con el doble discurso de siempre de “si, si ya lo estamos atendiendo”? ¿Apagaran la nota en los medios? ¿Minizará lo que aquí se expone?

La situación de contagios se desbordó por NO arropar al personal de urgencias con las medidas sanitarias apropiadas. La situación de contagios está a la orden del día al NO considerar que NO se puede dar un servicio de COVID -19 y luego ir a atender un paciente con otras características de urgencias y exponerlo al contagio ¿si se entiende?

La situación se da en que SE DEBE y se TIENE que gastar para darles a los paramédicos una zona de trabajo adecuada, equipo de trabajo desde ambulancia hasta insumos y área de descanso. Es increíble la falta de capacidad de respuesta y es inadmisible que familias enteras de los paramédicos ahorita que me leen, estén TODOS y TODAS enfrentando una crisis de COVID-19 por sus…. incapacidades.

Seguiremos el caso.

¿Tienes una denuncia?
periodismoatodaprueba@gmail.com

¿Ya me sigues en Twitter?
@yohaliresendiz