El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) advierte que la captación de menores con fines sexuales puede llevar minutos, horas días o meses, según los objetivos y las necesidades del agresor y las reacciones de los infantes. Por ello, Dulce María Méndez de la Luz Dauzón, diputada del partido Movimiento Ciudadano, propuso exhortar a la Secretaría de Gobernación a que formule y coordine programas de prevención social y atención integral de niños, niñas y adolescentes víctimas de delitos sexuales cibernéticos.

Tan sólo en México uno de cada siete menores de edad ha recibido solicitudes sexuales en redes sociales, generalmente de adultos que se hacen pasar por “amigos”. 

80 por ciento de los menores aceptan a desconocidos en sus redes sociales y 43 por ciento habla con ellos.

Quienes tienen mayor peligro de ser manipulados psicológicamente con fines sexuales son los adolescentes, en particular las niñas.

La diputada de MC indicó que las acciones preventivas tienen un papel preponderante para reducir el riesgo y elevar la seguridad de los menores durante su navegación por el ciberespacio. Agregó que la asistencia y contacto con padres y maestros es necesaria para que puedan comprender las experiencias de sus hijos y alumnos en línea y les ofrezcan apoyo integral.

“El acompañamiento en los procesos de investigación debe proteger a las niñas y los niños abusados para que no experimenten traumas adicionales de revictimización durante el proceso de investigación”.