Elementos del Ejército Mexicano fueron detenidos, desarmados, amenazados y obligados a entregar las armas que habían decomisado a un grupo armado. Los hechos ocurrieron el día de ayer en Zicuirán, comunidad de la Huacana en Michoacán.