El calentamiento global podría llevar a la extinción de los osos polares antes de 2100

27

Por Magaly Montoya


Un estudio publicado en Nature Climate Change, una revista científica que realiza investigaciones sobre el calentamiento global y sus efectos, advirtió que el cambio climático podría desencadenar la extinción de los osos polares para finales del siglo XXI.

Según científicos que realizaron este análisis, el calentamiento global es dos veces más rápida en el Ártico que en el resto del planeta. Esto ocasiona el deshielo de los glaciares y la desaparición gradual del hábitat del oso polar, lo cual presenta un gran desafío para estos animales que dependen del hielo marino del Océano Ártico para poder cazar focas. Y resulta más complicado para las hembras que entran en el otoño a sus refugios para parir en medio del invierno y emergen en la primavera con sus oseznos:

“Deben atrapar suficientes focas para guardar grasa y producir la leche requerida para alimentar a sus pequeños”, explica Steven Amstrup, uno de los autores del estudio y científico en jefe de la ONG Polar Bears International.

Algunas poblaciones de osos polares ya han alcanzado sus límites de supervivencia. Si las emisiones de gas con efecto invernadero siguen al mismo ritmo que en la actualidad, “la caída de la reproducción y la supervivencia pondrá en peligro la persistencia de casi todas las subpoblaciones de aquí a 2100”.

De acuerdo con información de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, los osos polares están clasificados como vulnerables a la extinción. Según sus estadísticas existe una cantidad de 26,000 ejemplares que están repartidos en 19 subpoblaciones distintas en Canadá, Alaska, Siberia, el archipiélago Svalbard y Groenlandia; aunque otros estudios estiman que el número de especímenes es mucho menor.