El atentado (una versión surrealista). Reporte ESPECIAL*

30

El ataque de la semana pasada en contra del secretario de seguridad ciudadana de la ciudad de México donde lamentablemente hubo 6 heridos y 3 muertos, 2 escoltas y una mujer que pasaba por el lugar, ha generado no pocas especulaciones y muchas preguntas. Dejó ver también esos modos de ser y hacer tan peculiares de medios de comunicación, funcionarios públicos, políticos, o la delincuencia misma, donde las incompetencias salieron por doquier. Y aunque por momentos se presta a pensarlo casi como para obra de Ibargüengoitia, por aquello de los enredos con tintes de tragicomedia o la inestabilidad que trae consigo un cambio de régimen, sería oscura y más teatro del absurdo.

Las imágenes comenzaron a circular desde temprano por redes como whatsapp, algunas filtradas por la propia policía, y el sonido de los disparos al amanecer situaban al espectador más cerca de Medio Oriente que en una de las colonias de mayor alcurnia en la capital del país donde abundan residencias, embajadas y, por lo mismo, cámaras de seguridad y vigilancia. Tanta, que las cámaras del C5 ubicaron poco antes a los matones en un camión de 3.5 toneladas con el que obstruirían el paso, pero sin alerta de ningún tipo la operación continuó sin contratiempos.

📹 Así fue el atentado contra Omar García Harfuch | 8CUARTOSMX

Las primeras investigaciones señalaron la participación de 28 personas divididas en 4 grupos de 7 miembros cada uno, y al menos 6 vehículos incluido el camión, rotulado con el logotipo de una constructora cuyo dueño tuvo un hermano comandante en la temible Federal de Seguridad, la misma policía política que por algunos años dirigió el padre del secretario emboscado y a quien le atribuían decir que la política es algo que se hace con lana y con huevos. Al margen de un detalle como éste, tan propio del surrealismo nacional más que signo de humor negro de los agresores, luego de dejar más de 400 casquillos percutidos, vecinos en shock, escoltas muertos y al secretario herido pese a ir en camioneta con blindaje de alto nivel, la huida y el arsenal abandonado dejaron ver esa contradicción tan particular en el fenómeno del narcotráfico: una de las actividades ilícitas más redituable del mundo se lleva a cabo con mano de obra incompetente y poco calificada, lo que debió arrancar muecas a especialistas en armamento o a profesionales de la violencia.

Usaron armas de alto poder como rifle Barrett en ataque a García ...

 

 

 

Se gastaron millones en algo espectacular, temerario lo calificó un medio extranjero, pero ineficaz, contraproducente y sin faltar los absurdos más propios de jocosa farsa negra pues como si no bastara para matar a alguien un lanzagranadas, 34 armas entre largas, cortas, automáticas o semiautomáticas, 7 granadas de fragmentación, 96 cargadores, más de 3 mil cartuchos, chalecos tácticos, bloqueadores de señal celular y hasta un fusil Barret, publicitado por su capacidad de atravesar blindajes y derribar helicópteros, llevaban consigo 51 bombas molotov con las que querían terminar su encargo al más puro estilo de vándalo, porro o anarco chilango. Sin contar que el famoso Barret no tenía la base que debe llevar, o cuestiones técnicas como planeación, la distancia desde donde utilizaron algunas armas, señales de comunicación que no pudieron bloquear y un plan de fuga parecido a sálvese quien pueda. Así que por suerte para el funcionario, en su golpe los agresores actuaron más como si estuvieran en plan mala copia de los charros contra gánsteres región 4, aunque los minutos dentro del vehículo debieron ser terriblemente angustiantes.

Vinculan a proceso a 12 detenidos por atentado a García Harfuch ...

El sonido de las sirenas los hizo huir en desbandada y a la policía no le costó mucho trabajo detener a 12 que –se dijo- corrían por una zona donde nadie hace eso, algunos incluso con ropa deportiva aunque otras versiones señalaron que ésta era para identificarse entre ellos pues no se conocían. Durante las siguientes horas aprehendieron a más personas hasta sumar 21, incluidas 2 mujeres y a otros 2 en el Estado de México cuando huían en carro con armas y a toda velocidad, sin dejar de producirse sorpresas, enredos y chascos sobre los que vale la pena detenerse un poco.

Las terribles imágenes que dejó el atentado contra Omar García ...

La narrativa oficial.

Acorde con los nuevos tiempos la jefa de gobierno emitió un tuit poco después de los hechos, y en conferencia de prensa online –desangelada y con militar de fondo- dijo lo que el lugar común dicta sin ir más allá. Lo mismo que el secretario de seguridad federal, Alfonso Durazo. Así que la especulación podía iniciar, se despertaban los odios de las benditas redes sociales con afición por el escándalo, la mentira y abundantes granjas de bots, cuando prácticamente antes de entrar al quirófano para ser atendido de 3 heridas por impacto de bala en clavícula, hombro y rodilla, con la adrenalina a tope y contra la costumbre policial de no ventilar en público este tipo de cosas, el secretario de 38 años a través de otro tuit responsabilizó directamente al cártel de Jalisco (CJNG) y anunció que estaba a salvo, aunque en esas mismas y vertiginosas redes digitales ya se difundían imágenes del lugar del atentado como del hospital donde había sido llevado.

Omar García Harfuch: el secretario de Seguridad de Ciudad de ...

 

Sabiéndolo o no, al cubrir ese hueco informativo –aunque todavía falta conocer el móvil completo-, el mensaje impidió que las especulaciones se multiplicaran y hasta dio margen de maniobra a la narrativa gubernamental como a la de sus seguidores respecto a la estrategia –real o supuesta-, para enfrentar la criminalidad más allá de esa suerte de bala de plata que es su Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) pues desde ahí se persiguen las rutas del dinero, que es el modo más eficaz de combate al crimen organizado pero que por paradójicas razones, algunas directamente relacionadas con corrupción al más alto nivel que siguen sin ser judicializadas, no se había utilizado hasta ahora. Esto permitió asociar el cambio de penal y extradición del hijo del presunto líder del cártel y la operación Agave azul, la cual dice haber congelado más de 1,900 cuentas bancarias de personas físicas y morales relacionadas a ese grupo, con el asesinato del juez que llevó asuntos contra ellos, ahora este atentado, y ya trascendió que vienen 11 extradiciones más.

Como en política nacional la forma sigue siendo fondo, en medios pronto se difundió la foto del secretario visitado por el titular de la UIF y en segundo plano, pero bien visibles, un arma israelí de asalto y un chaleco. En este reposicionamiento gubernamental debió incidir la respuesta inusualmente rápida de las autoridades que atendieron deudos, hicieron aprehensiones o armaron su carpeta de investigación. Y si bien no dejan de llamar la atención hechos como que el caso fuera presentado por el fiscal que atiende secuestro, o que las detenciones no las hicieran investigadores de la fiscalía de la ciudad sino policías del área de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), el mensaje de que este nivel de violencia será perseguido fue claro aunque solo el tiempo dirá si eficaz.

Orden de ataque contra Harfuch llegó desde Colima - El Sol de San Luis

Con matices, esto replicó en medios y redes sociales donde la disposición al diálogo parece seguir ausente entre chairos y derechairos. Aun así ganó fuerza la información sobre una escucha telefónica hecha por los restos del aparato de inteligencia nacional (véase a Erubiel Tirado en Proceso, 28 de junio de 2020) que anticipaba un atentado contra altos funcionarios, lo cual terminó de afirmar e impulsar la narrativa del gobierno local y federal hasta que la liberación de la mamá del cabecilla de un grupo criminal de Guanajuato por orden de un juez, volvió a producir un nuevo embrollo que de vuelta ilustra que mientras no haya sanciones y responsabilidades claras en materia de seguridad, autoridades de los 3 niveles de gobierno seguirán culpándose unos a otros pues en el país donde la vida no vale nada el fracaso sigue siendo huérfano.

El cártel y el narcomenudeo

Al inusual tuit del funcionario poniendo nombre a su agresor, que de inmediato dificulta el trabajo de inteligencia y contrainteligencia, mucha prensa correspondió con elogios y no poca imaginación. Así que rápido surgieron especulaciones en torno a la sociedad de los Jalisco con el narcomenudeo -en abstracto- y con la llamada Unión Tepito. Ya en este mismo espacio hemos abordado el tema (https://www.fernandatapia.com/las-planas/imagenes-del-mundo-obscuro-narco-cdmx-por-edgar-morin/), por lo que cabe recordar que las ganancias de vender drogas bajo la modalidad de narcomenudeo simplemente no alcanzan para pagar el costo de un atentado como el referido que además sale de las formas habituales con las que suelen ajustarse cuentas en esta ciudad. Y menos con pandemia, pues uno de sus puntos neurales de venta de droga -bares y antros- está cerrado, al igual que comercios a los que extorsionan, por lo que sus ingresos deben estar muy lejos de los entre 400 y 600 mil pesos que se estima obtenían cada fin de semana.

La Cocaína: Descripción y efectos del uso y abuso | Llaurant La Llum.

Aun así, la presencia de este cártel es real y la que tal vez sea su principal sociedad (con la banda de un ex policía apodado el Duke según indagaciones de Sandra Romandía), no ha sido muy referida por autoridades ni medios. También, que se volvió irrelevante si los de Jalisco fueron o no pues pronto les culparon y el cerco contra ellos se irá estrechando en la medida que las autoridades sean capaces de desmantelar la red criminal completa, esto es, su cobertura política, empresarial, judicial y hasta de supuesta sociedad civil que les permite operar y reproducirse. Lo que no es tan simple dada la habilidad de la maña –esa sí probada muchas veces- para infiltrarse y corromper, la cual puede estar detrás del conocimiento de rutas y horarios de un funcionario al que difícilmente alguien podría seguir varios días del trabajo a su casa en Las Lomas sin ser detectado por el equipo de seguridad. Otro detalle importante a considerar es que no es el único cártel con personal o representantes en la ciudad. Varios están aquí desde antes que Marcelo Ebrard o Miguel Mancera se empeñaran en negarlos y aunque en la administración de este último, a quien sus malquerientes llaman Mancerita o Mensera, se diseminaran todas las formas de delincuencia incluida la institucional sin que rinda cuentas y la impunidad alcance hasta para el ex jefe policiaco reconvertido en director del Instituto de Vivienda, Raymundo Collins, que debe conocer muy bien a ambos ex jefes de gobierno y cuyo escape con todo y enredos legales dejó en ridículo a la actual fiscalía local.

Los "guapos" de la política: entre los excesos del poder, el ...

A decir de un informante consultado, a los traficantes del norte de México tampoco es que les guste mucho la ciudad, entre otras cosas por la cantidad de policías y algunos dicen que son como pitufos que salen de todos lados. Pero eso no ha impedido que gente de los Arellano Félix, Sinaloa o Beltrán Leyva, entre otros, hayan abastecido y tenido tratos con distintos grupos de Tepito, quienes dada la naturaleza tan particular del barrio deben tener varios proveedores y convenios: todos lo han intentado, pero nadie ha podido controlarlos, Tepito es único según refiere un ex federal entrevistado.

Para entender un poco  más la complejidad de Tepito, también puede verse https://www.fernandatapia.com/opinion/una-familia-mexicana-como-cualquiera/

Y sumar las 6 organizaciones que según las autoridades federales controlan el valle de México: 2 en DF que no identificaron, y 4 en el vecino Estado de México (Familia, los Templarios, Guerreros Unidos y el mismo Jalisco). Más los Rodolfos, el cártel de Tláhuac, las mediáticas Unión-Anti Unión y la banda del Duke, ubicados por la fiscalía local. Y muchos otros grupos, los independientes y diversas redes, más pequeñas y no necesariamente conectadas con grandes organizaciones delictivas, de las que solo pueden florecer en una ciudad con las dimensiones de esta ya que tan solo su tamaño e intersticios dificultan que un solo grupo pueda controlar todo el mercado criminal. Lo que parece ocurrir con el cártel Jalisco en Chilangotitlán aun con todos sus recursos y la estrategia de aliarse a grupos locales, como también mostró el frustrado atentado donde apareció una supuesta banda cuyo alias de ACME deja ver cierta influencia de las caricaturas en la subcultura delincuencial o policiaca.

Operan seis grupos de la delincuencia organizada en el Valle de ...

 

Las autoridades deberían tomar en cuenta las propias características del mercado negro local de drogas ilícitas en su respuesta dado el riesgo latente de violencia, que además puede aumentar por los propios efectos que el Covid está trayendo consigo en lo individual y colectivo. Es importante advertirlo porque los gobernantes mexicanos también gustan del absurdo y para muchos de ellos Kafka es autor costumbrista. Como la vez que a un genio del autodenominado gobierno del cambio se le ocurrió mandar cerrar a lo loco todas las tienditas de venta de drogas al menudeo de una ciudad mucho más pequeña que ésta como solución al problema, y pocas semanas después debieron tolerar las reaperturas tan solo por los problemas públicos que andaban causando los adictos.

Desmantelan narcotiendita en Tepito, ¡vendían droga como si fueran ...

Acá y ahora, a diferencia de la anécdota contada por un ex funcionario de seguridad federal en tiempos de Fox, cuando éste último todavía no se interesaba por el negocio de la mariguana legal a través de Diego Pellicer Inc., el problema se agrava porque a nivel de calle en colonias populares sobre todo, pero también en algunas de clase media donde hay clientela para venta al menudeo, desde mucho antes del atentado y aun durante el confinamiento ya es frecuente el hostigamiento policiaco con el viejo pretexto del operativo. Es decir, que en convoy de 6 motos y hasta 8 pick ups repletas de uniformados ubican al sospechoso por el delito de portación de cara –joven, pobre o tatuado- y sin más lo rodean: este es un operativo y lo vamos a revisar. Lo que no solo es contado sino visto directamente durante trabajo de campo, por cierto. Para los rejegos, el mismo tratamiento: la siembra de droga que garantiza una mayor extorsión, o echar a sus víctimas a la carísima trituradora del sistema penal con sus prisiones de terror, y donde el proceso legal cuesta muchos miles más que las cantidades encontradas o el supuesto daño a la salud pública.

A prior marijuana conviction could be a good thing for owners of ...

Y es que como en todo buen teatro del absurdo, el tan cacareado neoliberalismo también se hace con la izquierda de acuerdo con estudios muy serios (véase el de Löic Wacquant Castigar a los pobres, por ejemplo), y el tratamiento penal a la posesión de drogas o situaciones como las referidas son parte de ello. Que además se contradice abiertamente con los lineamientos de la Suprema Corte para regularizar la marihuana, y promesas de campaña hasta ahora incumplidas que sí podrían contribuir a despresurizar escenarios de inestabilidad social dado que a nivel calle hasta hoy la policía comete serios abusos relacionados con uso o posesión de drogas ilícitas, y no solo con manifestantes.

Nueva ley para la policía de CDMX prevé que agentes investiguen y ...

Desafortunadamente, y pese a cambios de nombre o color de patrullas, hay un largo y documentado historial de violaciones a derechos humanos y delitos que incluyen robo, extorsión, tortura, violación, asesinato, secuestro y encubrimiento. Para no ir muy lejos, hace poco el semanario Proceso (14 junio 2020) refirió la existencia de un grupo “de élite y de inteligencia”, llamado Borüs, con policías de civil y vehículos particulares que asaltaba y extorsionaba acusando a sus víctimas de narcomenudistas. En la surrealista tragicomedia nacional, este ha sido el tipo de agrupaciones que ha gustado a muchos encargados de  seguridad pública aunque no sea raro que varios de nombres como jaguares o zorros, por ejemplo, terminen como maleantes con placa involucrados en graves crímenes entre otras cosas debido a una falta de regulación sobre lo que significa inteligencia policial. Y no debe ser el único grupo de “elite y de inteligencia” trabajando en la actual secretaría, dado el contragolpe que dieron el mismo día del atentado y los que al parecer vendrán.

En esta coyuntura no vendría mal intentar dejar atrás tan bizarro surrealismo, que no puede terminar por decreto, y replantear la política sobre drogas en la ciudad de México, quitar esa fuente de ingreso a mayoristas y a policías corruptos, y optar por algo más progresista y mucho menos neoliberal que ese aparato penal expansivo, intrusivo y proactivo que hasta hoy trata de contener los desórdenes y confusión causados por la difusión de la inseguridad social y profundización de la desigualdad, como dice Wacquant, a través de esas fiscalías de narcomenudeo que persiguen consumidores, adictos o vendedores minoristas de drogas ilícitas, el último eslabón de esa cadena de producción de riqueza y violencia conocida como narco originada por una prohibición que culturalmente ya fracasó.

Superpolicías.

El término se ha usado en exceso. Le agrada a cierta prensa zalamera que lo endilga a la menor oportunidad, y por lo mismo al pasar del tiempo en no pocas ocasiones termina en sonoros fracasos como con aquél súper-policía que aprehendió a un conocido secuestrador con trastorno de personalidad psicopática y después fue acusado de secuestrar. O el otro súper policía encargado de combatir el narcotráfico que recibió millones de dólares en sobornos y ahora espera en una cárcel de Nueva York un juicio mientras su ex jefe, Felipe Calderón, finge no saber nada para tratar de pasar solo como inepto.

El fin de Genaro García Luna y su sueño de impunidad | Anabel ...

Con este tipo de experiencias, muchas todavía sin resolver como lo de Genaro García Luna, el escrutinio público de un funcionario que gana capital político y presencia nacional se hace inevitable. Así que para compensar tantos superlativos, calificativos o la futurología de columnistas que ya lo candidatean para dirigir la seguridad pública nacional si el actual secretario busca gubernatura, solo cabe recuperar algunos elementos que ayuden a contextualizar este nuevo reto al Estado mexicano pues no se deben menospreciar la amenaza de un grupo con presencia en 17 países traficando drogas, armas y cometiendo 16 delitos más. Porque si bien hubo incompetencias de los agresores, más situados en la dinámica del estruendo espectacular que de paso obtiene shock social, las primeras investigaciones arrojaron que los matones no eran del cártel sino subcontratados con baja paga, les prometieron no más de 100 mil pesos y a otros 50 mil. Es decir, desechables. Y eso ya dice mucho.

A diferencia de otros herederos de los herederos de la revolución mexicana que fueron a escuelas de élite, el secretario agredido asistió a 2 universidades privadas con perfil de clase media donde cursó derecho y seguridad pública. Claro que más tarde tomó un curso en Harvard. Tras un breve paso no muy documentado por la iniciativa privada, a los 26 años ingresó a la policía federal donde comenzó una carrera meteórica si tomamos en cuenta que en México dos terceras partes de los policías estatales nunca han recibido un estímulo o ascenso, por ejemplo (véase la encuesta de Causa en Común). Que son el tipo de cosas que puede generar reticencia de mucho personal que empezó desde abajo y se encuentra en esas condiciones laborales, respecto al liderazgo o méritos de sus mandos.

Informe expone abusos dentro de la Policía Federal

Lo que más llama la atención del currículo público difundido es la constante en trabajos de inteligencia, así como combate al secuestro. Y que su despegue coincide con el reinado durante el panismo de García Luna que, curiosamente, hizo sus pininos en el órgano de inteligencia Cisen en el área de contraterrorismo. Para no ser políticamente incorrecto el funcionario negó la relación cuando lo apresaron, dijo que solo lo vio una vez 30 segundos a los 26, 27 años, “nunca participé directamente con él”. Dado que la política suele generar muy extraños compañeros de cama, como le atribuyen decir a Winston Churchill, aquella ocasión en su defensa salió la jefa de gobierno y en ese lance dejó ver –queriéndolo o no-, que desde su llegada al poder en esta ciudad la izquierda electoral olvidó formar sus propios cuadros en temas de seguridad, lo que la ciudadanía paga con inseguridad, violencia y abusos mientras la autodenominada 4T sigue echando mano del priismo revolucionario. Apoyo que refrendó poco después del atentado con foto parecida a la del titular de la UIF, pero sin arma de por medio.

Sheinbaum visita a Omar García Harfuch en el hospital

Lo familiar y los apellidos es algo que no pudo pasar desapercibido para alguien como García Luna. Y es que, como saben hasta quienes lo acaban de volver a amenazar mediante un vídeo con encapuchados que circula en redes y medios, sobre el funcionario pesa eso que llaman abolengo pues es hijo de Javier García Paniagua y nieto del general Marcelino García Barragán, secretario de la Defensa durante el ’68 y combatiente en la revolución. Por partida doble, ya que del lado materno pertenece a una comunidad que para no echar de menos nuestro surrealismo nacional desde hace décadas ha tenido cuadros destacados en el ámbito de la seguridad. La misma que apadrinó a García Luna en su viaje a las alturas, y el apoyo más relevante fue el de Carlos Slim que lo recomendó con Calderón, además de que en su portafolio de negocios no ha faltado la seguridad que desde hace tiempo va de la mano con las telecomunicaciones, las cuales son clave para la inteligencia contemporánea, el combate al terrorismo, secuestro o delincuencia organizada tal como debieron enseñar a Genaro sus entonces amigos de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos. Consultado para este reporte, el periodista Jesús Lemus, que ha rastreado las andanzas de García Luna, señala que las relaciones entre estos policías pasan por la gerencia de seguridad de la corporación de Slim, Carso, incluye a otros funcionarios que ayudaron a resolver secuestros que afectaban a la comunidad o sus intereses, y empresas como Sogams y Obses, consentida del funcionario que trajo a México el software espía FinFisher.

Genaro García Luna comparece ante tribunal de Dallas tras captura

Durante el retorno del PRI, Omar García Harfush continuó ascendiendo y además de notas negativas por usar recursos públicos para evacuar  a su madre tras un huracán, se le mencionó como supuesto investigado por autoridades norteamericanas o en el caso de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Primero porque uno de los cabecillas responsable de ordenar el crimen como de traficar heroína tenía su número celular, lo cual no se investigó aunque puede tener que ver con los métodos de investigación policial y sus vasos comunicantes con el hampa que incluyen intercambios telefónicos. Y luego porque sustituyó al ahora prófugo Tomás Zerón como director de la AIC, y tampoco hubo avance en la resolución del caso más emblemático de ese sexenio.

México marcha por los 43 normalistas de Ayotzinapa a 2 años de su ...

La ciudad de México  y su tráfico no le son desconocidos. De hecho, cuando era funcionario federal entre 2008 y 2012 es sabido que el cártel de Sinaloa controlaba el aeropuerto internacional. Años después aquí mismo golpeó a los grupos de Tepito, su currículo muestra cursos con la DEA y el FBI, pero también se le cayó su primer operativo mediático, la mayoría de los detenidos quedó libre, y la política de comunicación social de la secretaría continúa con ese modelo que viola la presunción de inocencia y exhibiciones punitivas que no se distinguen de lo pripanistaperredista en la materia, sin visos de mejorar condiciones laborales o fortalecer una oficina de asuntos internos independiente que combata la corrupción y rinda cuentas a la sociedad. Pero aun así, es mejor policía civil que aplicar en la ciudad esa mala idea llamada Guardia Nacional.

Su declaración patrimonial no es pública, aunque en ella reconoce la existencia de un conflicto de interés como investigó Anabel Hernández. Aunque es de suponer que a diferencia de muchos otros de los llamados súper policías no debe tener necesidad económica, el día del atentado salía de Las Lomas y su herencia familiar paterna es nivel secretarios de Estado y general revolucionario nacidos en el estado de Jalisco. Ahí hicieron política, en alianza con la familia Zuno que emparentó con Luis Echeverría, y por surrealistas razones que sólo se dan en nuestro país, ahí también floreció el llamado cártel de Guadalajara que entre otras razones se hizo conocido porque sus líderes y escoltas contaban con charolas de la policía política, la DFS, y las fechorías de sus agentes con drogas eran conocidas por el presidente de la República desde 1978, cuando García Paniagua todavía la dirigía y ésta era el instrumento de acuerdo-contención-y-represión de una delincuencia que ya estaba organizada desde mucho antes de que el término jurídico se plasmara en las leyes. Más grave aún, en esa misma ciudad fue asesinado en 2011 un medio hermano del secretario cuyas andanzas con el joyero de Amado Carrillo y algunos de sus socios fueron bastante conocidas por autoridades y material en varios trabajos periodísticos de investigación. Conocedores del ya de por sí surrealista mundo narco como el referido Jesús Lemus, explica que tras la muerte de Nacho Coronel un año atrás el vacío lo ocupó una fracción aliada del entonces llamado cártel de los Valencia –oriundos de Michoacán- al que ya pertenecía Nemesio Oseguera, y el nombre cambió a Jalisco Nueva Generación. Y un crimen en Jalisco contra una persona como Javier García Morales, no lo haría cualquiera. Los agravios siguen, y a la deuda que parece representar la extradición de su hijo cobrándola muy caro, con claro mensaje de violencia espectacular, le correspondió una respuesta tuitera que aún así se vuelve retadora al buscar dejarlos en ridículo. Como debe saber que volverán a intentarlo, los trata de intimidar mostrándose vivo que es una forma de decirles no pudieron contra mí. Si Oseguera entendió el mensaje, y quienes lo han estudiado dicen que es muy sensible al respecto, debió tomarlo como reto o quizá hasta como algo más personal. Sin ponerse a hacer vídeos reconociendo que fallaron pero que volverán a intentarlo, que entran más bien en la lógica de cortinas de humo que enrarecen todavía más el clima político. Lo decide, lo hace y punto. Así que una vez más urge la inteligencia y creatividad para desactivar un nuevo y peligroso conflicto a la vista.

*Doctor en Antropología, autor de La maña (Debate, 2015) y Crímenes de cuello blanco (Grijalbo, 2019).