Después de que el fin de semana se viralizara la publicación de Mauricio Rebollo, donde denunciaba el abuso y tortura del que era víctima su hija menor Melissa, pudieron localizar a Marisol “N” y a los tres menores desaparecidos desde el 17 de mayo.

Melissa es una pequeña de apenas un año de edad que sufría abuso y tortura por parte de su mamá (Marisol), ¿Por qué lo hacía? Al parecer, únicamente era para complacer los deseos de Omar “N”, su pareja sentimental; éste le pedía que la mordiera, le arrancara las uñas o le apretara sus cachetes hasta que llorara, y además, la mujer tenía que grabar los hechos para enviárselos.

Tras la denuncia interpuesta ante la Fiscalía del Estado de México, el papá de los menores denunció los hechos en Facebook. Afortunadamente, ayer lunes por la tarde, la mujer fue localizada y puesta a disposición de las autoridades que resolverán su situación jurídica en 72 horas, por lo pronto, fue trasladada al penal de Chiconautla. Aún se desconoce realmente cómo se dio con su paradero y de qué forma se realizó la detención.

El papá de los menores, ha pedido en un vídeo que ya no se compartan las fotos y vídeos de su hija para minimizar el daño que ha sufrido, y agradece el apoyo de usuarios de redes sociales que le ayudaron a compartir.