En 2013, se popularizó una fotografía de Kim Kardashian con el rostro lleno de sangre. Al principio la gente se extrañó muchísimo, pero la espeluznante foto era fruto de un facial”vampiro” que promete un rejuvenecimiento muy notorio.

Con el tiempo, las mujeres que se lo realizan han ido en aumento. Pero, ¿Por qué puede ser peligroso?

Entre mayo y septiembre de 2018, dos mujeres en Nuevo México se sometieron a este tratamiento en el mismo SPA, desafortunadamente ambas, fueron diagnosticadas con VIH.

El SPA VIP ubicado en Albuquerque, fue cerrado en septiembre del año pasado tras hacer una inspección sanitaria en sus instalaciones.

Después de varios estudios realizados a ambas mujeres, se dieron cuenta que la cepa que las contagió es la misma, por lo que es muy probable que se hayan contagiado con instrumental del SPA.

Este facial consiste en extraer plasma de la sangre del paciente, o sea que centrifugan la sangre para inyectar en el rostro un plasma rico en plaquetas, y así producir más colágeno y desvanecer arrugas.