Este viernes, a la manifestación #NoMeCuidanMeViolan, arribó un colectivo feminista del estado de Guerrero. Las mujeres de “Zapata vive” llegaron en su camioneta colo blanco y la estacionaron cerca de la glorieta de Insurgentes.

Desafortunadamente, algunas personas que se encontraban en la marcha, pintaron y destrozaron la camioneta que las ha dejado sin manera de regresar a su ciudad.

A la camioneta le rompieron todos los vidrios y poncharon las llantas.

Durante un vídeo, las mujeres afectadas expresaron su frustración ante este hecho, pues mencionaron que la camioneta tenía marcada la ciudad de donde venían, en ningún lugar se veía que fuera de gobierno.