En conferencia de prensa matutina, el canciller Marcelo Ebrard informó que el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur de México, así como la aplicación de la ley migratoria, redujo 36.2% el flujo de migrantes. 

“Para México es un motivo de preocupación que haya un flujo tan grande de personas a las que no podemos proteger porque son anónimas”.

Agregó que en 45 días se reunirá con autoridades estadounidenses en Washington, para continuar trabajando en materia migratoria.

Por otra parte, Ebrard mencionó que, según reportes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Fiscalía General de la República (FGR), en México hay un incremento en el número de armas: 9% son armas pequeñas, 9% rifles, 63% rifles automáticos y 122 % armas de asalto. Por ello, durante su reunión con Mike Pompeo, le pidió un mayor control de armas que cruzan de Estados Unidos hacia México. 

Informó que en los próximos días, la Sedena, FGR, Guardia Nacional, Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y Secretaría de Marina, cada cual de acuerdo sus competencias, y junto con las autoridades norteamericanas realizarán operativos en Tijuana, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros para controlar el cruce de armas ilegales a nuestro país.

En otro tema, el canciller propuso la integración de un grupo binacional compuesto por la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la FGR para la recuperación de los activos de la organización criminal que dirigía El Chapo Guzmán.

“De poco serviría una detención y procesamiento de un personaje como El Chapo Guzmán si los activos no se recuperan. En los próximos días estaremos avanzando en este objetivo estratégico”, expresó Marcelo Ebrard.