Este lunes fue despedido el director del panteón municipal de Valle de Santiago, Guanajuato por instrucciones del alcalde Alejandro Alanís, el despido se dio porque el exfuncionario “es homosexual”, por lo que ya prepara una denuncia ante la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato por despido injustificado y discriminación.

Los argumentos que utilizaron para justificar el despido fueron que no daba el perfil pues “tenía una personalidad débil”, además, le mencionaron que no había lugar para “putos” dentro de la administración.

El exfuncionario llevaba en su cargo cuatro años.

Por su parte, el activista Raúl Valdez, presidente de la asociación civil Círculo Diverso de México lo apoyó y exhorta a la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato  para revisar detalladamente el caso.