Investigadores del Tecnológico Nacional de México, campus Boca del Río, en colaboración con el Instituto de Ciencias Marinas y Pesquerías de la Universidad Veracruzana y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), descubrieron cinco arrecifes sumergidos en el suroeste del Golfo de México.

Por medio de un comunicado, informaron que los cuerpos coralinos —que eran desconocidos por las autoridades— están ubicados dentro y fuera del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano, por ello, los investigadores piden un esquema de protección legal para estos ecosistemas, frente a la extracción de petróleo y los proyectos de desarrollo.

Ana Lilia Gutiérrez Velázquez, del Tecnológico Nacional de México y Leonardo Ortíz, de la Universidad Veracruzana, detallaron que los arrecifes descubiertos cubren un área superior a las mil 100 hectáreas.

Los investigadores destacaron que el arrecife “Piedras Altas”, localizado en la desembocadura del río Tecolutla, es el de mayor superficie con  388 hectáreas. Así como el coralino Corazones, ubicado frente a la laguna de Tamiahua, con una longitud cercana a los cinco kilómetros por 700 metros de ancho. Agregaron que, Los Gallos y Camaronera, ubicados entre Antón Lizardo y el río Papaloapan, cuentan con ecosistemas relevantes para la fauna marina como esponjas, algas y otros invertebrados.

Por último, los investigadores informaron que gestionarán ante la Comisión Natural de Áreas Naturales Protegidas  (Conanp), su protección y la declaración como áreas protegidas a las nuevas estructuras de arrecifes.

*Fotografía de portada 📸: Instagram @Conanp_mx