Descubre los beneficios de tener una mascota

277

Por Paulina García M.

Existen días estresantes en que sólo esperamos el momento de regresar a casa y ser recibidos por nuestra mascota, olvidarnos de todo por un momento y dedicarles un tiempo a ellas. 

Las mascotas, además de enseñarnos a ser más responsables, también nos muestran el amor incondicional y no sólo eso, sino que recientes estudios han demostrado que nos aportan grandes beneficios físicos y emocionales.

Reducen alergias: Contrario a lo que se piensa respecto a que las mascotas propician alergias, también pueden evitarlas, pues de acuerdo con una investigación de la revista Microbiome, los niños que han convivido con mascotas desde antes del nacimiento hasta 3 meses después de éste, mostraron diversos cambios en sus bacterias intestinales; de forma que, con esto se tiene la teoría de que la exposición a patógenos y alérgenos a temprana edad, desarrolla un sistema inmunológico más fuerte.

Disminuye la ansiedad y el estrés: Acariciar y convivir con nuestros animales de compañía propicia que se disminuya en el cuerpo el cortisol, es decir,  la hormona del estrés. Así lo confirmó un estudio del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, en el cual se descubrió que los infantes que tenían un perro disminuyeron la probabilidad de padecer ansiedad. 

Mejoran nuestra salud mental: Aunque tener una mascota en el hogar no logra que desaparezca una enfermedad mental, porque para ello se necesita un tratamiento psicológico o psiquiátrico, lo cierto es que los animales ayudan a los pacientes a controlar su condición, pues de acuerdo con una investigación de la revista Psychiatry, aproximadamente un 60% de personas con algún padecimiento mental, que adoptaron una mascota, afirmaron que los animales de compañía les brindaban una mayor seguridad y control respecto a su trastorno. 

Aumentan nuestra autoestima: Tener en casa una mascota nos hace más felices, así mismo, nos ayuda a ser más extrovertidos que las personas que no la tienen y a ser más positivos en nuestro día a día, tal vez por el simple hecho de saber que contamos con su compañía, pues los animales llegan a convertirse en amigos y en miembros de la familia.