Luego de un operativo realizado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), en coordinación con elementos de la Guardia Nacional, en la reserva de la Biósfera Mariposa Monarca, se informó que se decomisaron alrededor de 26.41 metros cúbicos de madera de pino, lo que equivale a más de diez árboles cortados de manera ilegal.

El aseguramiento se llevó a cabo en la carretera Toluca – Morelia, en el municipio de Zitácuaro, Michoacán; como parte del Programa Nacional para Abatir la Tala Ilegal y el Contrabando Forestal. 

Durante la movilización fue localizado un vehículo, el cual transportaba en ese momento madera de pino, cortada recientemente; al interrogar al conductor por dicha acción, pretendió acreditar la legal procedencia mediante una remisión forestal con inconsistencias en su llenado, por lo que fue presentado ante el Ministerio Público, en donde podrá hacerse acreedor a una multa que va de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente, equivalentes a 8 mil 449 pesos y un millón 689 mil 800 pesos, conforme el artículo 157, fracción II, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable. 

Con información de Mariana Rojas.