La tarde de ayer fue detenido Francisco Javier, cura de la parroquia Cristo Salvador donde era diácono el joven asesinado la semana pasada.

El sacerdote que ofició la misa de cuerpo presente de Leonardo, ha sido señalado como el presunto asesino del jovén, luego de que hubiera sido captado por cámaras del C5 con el joven de 29 años.

La orden de aprehensión en su contra se giró luego de cuatro días de seguirle la pista.

El sacerdote comenzó a levantar sospechas luego de algunas inconsistencias en sus declaraciones; tras analizar el celular de la victima también se encontró que su último mensaje era dirigido al cura: “Ya estoy aquí”.

Se calcula que el Leonardo estuvo en la casa del sacerdote cerca de cuatro horas.

En conferencia de prensa, Ernestina Godoy mencionó que en las cámaras se puede ver el momento en el que se abandonó el cuerpo del joven, momentos más tarde un cómplice pasa por el presunto homicida.

Por su parte, la Arquidiócesis ha manifestado que espera que se respeten los derechos humanos de victimas, familiares e imputados de una presunta responsabilidad.