Crisis por pandemia de COVID-19 eleva el consumo de drogas

50

La crisis por la pandemia de COVID-19 y la recesión económica han ocasionado que más personas usen drogas en todo el mundo. De acuerdo con un nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los grupos vulnerables y marginados, los jóvenes, las mujeres y los pobres son más propensos a consumirla.

“El aumento del desempleo y la reducción de oportunidades causadas por la pandemia pueden afectar desproporcionadamente a los más pobres, haciéndolos más vulnerables al uso de drogas y también al tráfico y el cultivo de drogas para ganar dinero”, advirtió un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD). 

A pesar de que se ha visto disminuida la producción y distribución (por las restricciones fronterizas, vías aéreas y marítimas) de drogas en los países productores de América Latina, los traficantes buscan nuevas rutas y métodos de distribución y las actividades de tráfico a través del ‘dark web’ o los envíos por correo pueden aumentar.

Esta baja en la producción genera un aumento en los precios y una reducción de la pureza de las sustancias y puede hacer que los consumidores busquen alternativas más fácilmente disponibles, recurran a prácticas aún más peligrosas y aumenten el consumo de drogas farmacéuticas (en algunos casos falsificaciones) con fines recreativos.

“Hay más personas consumiendo drogas, más sustancias y más tipos de estupefacientes que nunca”, declaró la ONUDD.

Con información de Magaly Montoya