Contener un estornudo es peligroso

112

Por Paulina García M.

En la época invernal las enfermedades respiratorias son muy frecuentes y son muchas las personas que tosen o estornudan en la calle; sin embargo, otras prefieren suprimir los estornudos, ya sea por vergüenza o para no expandir el virus, pero según algunas investigaciones, esto puede resultar peligroso. 

De acuerdo con los doctores de la University Hospitals of Leicester NHS Trust, evitar los estornudos hace que detengamos el flujo de aire que sale de los pulmones, lo cual puede provocar rinitis, o sea, inflamación en las fosas nasales, así como náuseas, vértigo periférico o incluso daños en el oído, puesto que la gran velocidad y fuerza a la que va el aire, puede afectar al tímpano.

En el peor de los casos, contener un estornudo propicia neumomediastino, es decir, que el aire se queda atrapado en los pulmones o se puede dar una ruptura de los vasos sanguíneos del cerebro.

Así mismo, un caso muy raro le sucedió a un hombre británico de 34 años de edad, quien, por evitar la salida de un estornudo, sufrió una ruptura inmediata en la faringe de la garganta.

De forma que, los expertos afirman que no es recomendable suprimir los estornudos, en cambio, es preferible dejarlos salir únicamente cubriendo boca y nariz, ya sea con un pañuelo o con el ángulo interno del brazo para evitar que se propaguen los virus.