México es un país rico en biodiversidad; en él podemos encontrar desde el hermoso quetzal con sus plumas que parecen de seda, hasta el pequeño y esponjoso teporingo. La variedad de animales que encontramos en territorio mexicano es increíble y nunca deja de sorprendernos. Tal es el caso de una especie muy peculiar, de la que, cabe resaltar, se tiene muy poca información al respecto. Se trata de la oruga de cristal mexicana Acraga coa. En realidad, se trata de una polilla, pero en su etapa como oruga resulta igual de fascinante que cuando ya es adulta.

A simple vista, parece una especie de pelota antiestrés o un juguete de plástico, sin embargo, es un ser vivo. La oruga de cristal fue captada por primera vez en el 2012 por un aficionado al buceo llamado Gerardo Aizpuru en un manglar en Cancún. Esta oruga/polilla pertenece a la familia Dalceridae y habita en climas tropicales. Es posible encontrarla también en países de Centroamérica como Guatemala, Belice, El Salvador, Costa Rica, Panamá y Honduras.

Durante su etapa de larva se alimenta de plantas y de diferentes cítricos. Si bien es transparente, puede tener puntos de colores muy llamativos.

Cuando se tornan adultos, las polillas macho llegan a medir entre 12 y 18 mm de largo, mientras que las hembras son más grandes y miden entre 19 y 25 mm. Sus alas pueden ser de diferentes tonalidades entre rojizas, amarillas y marrón. ¿Alguna vez las habías visto?

Por Ximena Delgado