Un conductor de la aplicación Uber tuvo un comportamiento bastante inapropiado en Guasave, Sinaloa. Según la queja que la propia familia compartió en redes sociales, el socio conductor inició el viaje en sentido contrario, además de que ni los buenos días les dio.

“Desde que nos subimos al auto se portó muy grosero ya que la niña pisó el asiento, empezó a renegar y gritar ahí en el auto. A lo que simplemente respondí que lo limpiaría”

Al final, el viaje no duró ni cinco minutos pues el conductor se había portado bastante grosero y la usuaria, lo calificó con “una estrella ⭐”, pero la sorpresa para la mujer fue una llamada de su familia horas después, pues le comentaron que el conductor había ido a buscarla para reclamarle la calificación, además dijo que la menor había pintado su auto 2020 con lápiz labial.

Por supuesto que la usuario temió por su seguridad, por lo que se puso en contacto con Uber, y le pidieron fotos como evidencia.

No obstante, el conductor volvió al domicilio para buscar a la mujer y reclamarle de frente, por lo que ella comenzó a tomarle fotos pero él se enfureció aún más; afortunadamente había más gente presente por lo que no pasó a mayores, pero aprovechó para hacer la denuncia en redes sociales.