¿Cómo detectar una moneda falsa?

101

Por Ximena Delgado

Debido a que no sólo existen billetes falsos, sino también monedas falsas y en diversas ocasiones no sabemos cómo detectarlas, la Comisión Nacional para la Protección y la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) emitió algunas observaciones para que sepamos reconocer cuando una moneda es “pirata”. Lo primero es fijar nuestra atención en tres aspectos esenciales: peso, diámetro y espesor; las monedas tienen medidas muy específicas y al juntarlas entre iguales deben tener el mismo tamaño. Posteriormente, si se trata, por ejemplo, de monedas de uno, cinco o diez pesos, debemos fijarnos que estén ensambladas a la perfección, ya que cuando no son auténticas podemos llegar a sentir un borde en la unión de ambos metales. La Condusef también detalló que el borde o canto de los pesos mexicanos pueden ser lisos, con ranuras paralelas o una combinación de las dos, pero si presenta irregularidades o rebabas se trata de monedas falsas, ya que las auténticas deben ser lisas. También debemos tener en cuenta que el color de las monedas es único, por lo que este no debe alterarse en ningún momento de “su vida”. Estas podrán perder brillo, pero al no tener chapa metálica ni alguna pintura sobrepuesta, no deben decolorarse. Por último, la Comisión resaltó que las monedas sufren un desgaste natural por el uso, sin embargo, este se presenta de manera irregular, es decir, que no toda la moneda se desgasta de todas partes, sólo de un lado. Entonces, si tienes una moneda a la que la mayoría del grabado se le haya desgastado o que tenga un desgaste parejo, sin duda se trata de una moneda falsa.