Un grupo de hombres armados ingresó hasta la pista del aeropuerto para robar una camioneta de valores. Los asaltantes entraron en una unidad con logotipos de Aeroméxico; incluso burlaron la seguridad de un aérea restringida por el Ejercito Mexicano.

La camioneta con los asaltantes a bordo estuvo un buen rato en la pista sin que nadie sospechara nada, hasta que llegó la unidad del Servicio Panamericano que albergaba en su interior aproximadamente 120 millones de pesos (también transportaba onzas de plata). Los sujetos amagaron a los custodios y subieron el dinero a una camioneta para después tumbar una valla y salir a toda velocidad por la carretera en la que después interceptaron a un conductor de Uber y le quitaron su auto para utilizarlo como escolta.

Y aunque todo esto suene a que duró bastante tiempo, el asalto ocurrió en tres minutos.

A pesar del operativo que se desplegó para dar con ellos, las autoridades no han detenido a nadie por el hecho.

Con información de Proceso

También te puede interesa¿QUÉ HACEMOS CON EL DOLOR PROFUNDO?