Era las 7:40 de la mañana cuando Gonzalo Huitrón Reynoso, fiscal regional de Jalisco viajaba a bordo de su camioneta sobre la carretera de Santa a Rosa a La Barca; su destino era Guadalajara. En ese momento, un comando armado comenzó a dispararles con armas largas.

Según testigos, una camioneta negra les cerró el paso al mismo tiempo que abrían fuego contra el funcionario y sus escoltas. El comando armado provocó que la camioneta se volcara, y aún así, no dejaron de disparar. Las autoridades encontraron en el lugar 200 casquillos.

El funcionario viajaba en una camioneta Pick Up que no se encontraba blindada.

En el atentado, el Fiscal perdió la vida y dos de sus escoltas resultaron heridos por arma de fuego.

Por su parte, la Fiscalía del Estado emitió un comunicado confirmando los hechos y mencionando que el Fiscal Gerardo Solís ya se encontraba en el lugar de los hechos.