Ciudad sueca usa estiércol de pollo para frenar la propagación del COVID-19

148

Para impedir la propagación del COVID-19, una ciudad del sur de Suecia recurrió al uso de estiércol de pollo para alentar el distanciamiento social y evitar que los ciudadanos se reunieran en las áreas verdes para celebrar un festival tradicional del país. 

En la ciudad universitaria de Lund, ubicada en la región de Öresund, tomaron como medida el esparcir excremento de pollo en su parque principal, para repeler a los posibles asistentes, que usualmente se reúnen allí el 30 de abril para celebrar la Noche de Walpurgis, un festival anual de primavera que involucra picnics, fogatas y bailes.

“Este es un parque donde generalmente se reúnen 30,000 personas, pero con el COVID-19 eso ahora es impensable”, dijo el alcalde de la ciudad, Philip Sandberg, a Reuters. “No queremos que Lund se convierta en el epicentro de la propagación de la enfermedad”.

Suecia rechazó el confinamiento nacional para prevenir la propagación de COVID-19, y optó por un enfoque más flexible, pidiendo, más que ordenando, a la población que mantenga el distanciamiento social.

Sin embargo, las autoridades suecas temían que los jóvenes, en especial los estudiantes, celebraran el festival a pesar de la situación actual.

“La mayoría de estudiantes de Lund y otras partes de Suecia respeta las recomendaciones (…) aunque puede ser un riesgo que acuda al parque aunque sea un pequeño número de personas”, afirmó Sandberg.