Caminar alivia la tristeza y el estrés

75

Por Paulina García M.

Hay ocasiones de estrés o de tristeza en que sólo quisiéramos huir de determinada situación, en eso momentos es recomendable dar una caminata en un entorno natural y alejarnos del problema. Esto ayudará a dejar atrás las tensiones, ya que cuando caminamos liberamos endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, al mismo tiempo que disminuimos la producción de cortisol, la hormona del estrés.

Además de lo anterior, recientes estudios realizados por la Universidad de Princeton dieron a conocer que una caminata de forma regular, también nos ayuda a crear neurotransmisores que ayudan a regenerar nuestro cerebro, mismos que nos ayudarán a enfrentar de mejor manera los problemas cotidianos. 

Así mismo, no es recomendable dar las caminatas en centros comerciales o lugares muy concurridos, sino hacerla de preferencia en espacios verdes, pues este ambiente propiciará que el cerebro pueda desconectarse del todo, acercándose a un estado de meditación y tranquilidad.