Hace poco más de un mes, el sultán de Brunéi, Hassanal Bolkiah, había anunciado la pena de muerte como castigo para las personas gay y las que cometieran adulterio.

Debido al rechazo internacional,  decidió que siempre no y este domingo estableció una moratoria a la pena de muerte de su nueva legislación. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó la ley que el sultán quería implementar.

George Clooney y Elton John fueron de las principales figuras públicas en rechazar por completo esto.

En Brunéi el asesinato y el narcotráfico se castigan con pena de muerte, pero desde la década de los 90, no ha habido ni una ejecución.

El Código Penal establecía la lapidación como castigo por tener relaciones homosexuales.