Vaya momento que vivió Justin Bieber y su esposa cuando daban un tranquilo paseo por Beverly Hills en Los Ángeles, California. Una boxeadora rusa vestida únicamente con una pequeña prenda fluorescente, lo retó a un combate al que él se negó y simplemente se marchó del lugar, no sin antes preguntarle si no se sentía avergonzada con el show que estaba dando en vía pública.

La mujer en bañador además cantó fragmentos de algunas canciones para molestar a Bieber

Todo esto se dio como consecuencia de un tweet donde Bieber retó al actor Tom Cruise a un combate de artes marciales mixtas, e inclusive Conor McGregor se había ofrecido como intermediario del encuentro, pero días después, el cantante se disculpó afirmando que todo había sido una broma, y que de haber peleado, el actor le hubiera dado una gran paliza.

Finalmente, Dina Rinatovna logró lo que seguramente era su objetivo principal, acumular visitas y viralizar el momento.