Ataque terrorista en la catedral de Notre-Dame deja tres muertos

137

El atacante gritaba “Allahou Akbar” mientras acuchillaba a sus víctimas

En la ciudad de Niza, ubicada en la Riviera francesa, un hombre de 21 años de origen tunesino, acuchilló a dos mujeres y a un hombre dentro de la catedral de Notre-Dame y en sus alrededores; las tres víctimas perdieron la vida. El perpetrador de este ataque, gritaba “Allahou Akbar” mientras cometía lo que Emmanuel Macron denominó un “ataque islamita”.

La policía municipal fue la encargada de detener al atacante. A la primera persona que le arrebató la vida intentó decapitarla, como ocurrió en el incidente que tuvo lugar el 16 de octubre en el que un hombre de Moscú decapitó a un profesor de historia por haber mostrado las caricaturas de Mahoma que publicó la revista de corte político y satírico Charlie Hebdo.

El responsable de los tres asesinatos portaba consigo una identificación sin fotografía con el nombre “Brahim A.”. La policía local registró el lugar para cerciorarse de que no se hubieran colocado bombas en las inmediaciones de la catedral ni en su interior. 

El presidente Macron solicitó que entre 3 mil y 7 mil soldados franceses se encarguen de la seguridad de catedrales y escuelas en caso de que nuevos ataques terroristas se intenten llevar a cabo; la llamó operación “centinela”.

Grupos terroristas han intensificado su presión hacia el gobierno francés en los últimos meses; se han recibido dos amenazas de bomba para la Torre Eiffel y una para el Arco del Triunfo; en ambas ocasiones fueron llamadas anónimas.

La prensa francesa ha defendido en más de una ocasión el derecho a la libertad de expresión, sobre todo en lo tocante a críticas dirigidas a las religiones, teniendo sobre este respecto el apoyo manifiesto tanto del presidente francés como el de la población civil. 

El gobierno del país en cuestión ha decidido que se deben poner en la mesa propuestas para contrarrestar las constantes muestras de violencia que se reciben por parte de grupos radicales provenientes de la región de Palestina.

Emmanuel Macron hizo un llamado a sus gobernados a través de los medios nacionales donde pidió que “no se dejen llevar por intenciones divisionistas”. 

Este ataque terrorista estuvo acompañado de otro más en Arabia Saudita, en el que fue asesinado un guardia en frente del consulado francés ubicado en la ciudad de Djeddah. Horas después otro incidente tuvo lugar en Moscú, ya que una multitud de militantes chechenos de extrema derecha se manifestaron frente a la embajada francesa.

El descontento en contra del gobierno francés que se manifiesta por parte de grupos terroristas y radicales se ha vuelto un problema prioritario para la administración francesa. Los grupos radicales que están haciendo de la violencia su medio de expresión, están en contra de valores universales como la libertad de expresión, la laicidad, y la igualdad, considera el gobierno de Francia.

Con información de Jorge Augusto Peña