Medios locales de York en Inglaterra, informaron este lunes sobre el asesinato de Richard Huckle, un pederasta de 33 años de edad al cual en 2016 fue sentenciado a 22 cadenas perpetuas luego de declararse culpable de 71 delitos de abuso sexual, pero se cree que pudo haber abusado de más de 150 pequeños entre 2006 y 2014.

Las víctimas de este pederasta tenían entre seis meses y 12 años de edad.

El agresor se hacía pasada por cristiano practicante, y abusó de la mayoría de los pequeños en Malasia. Investigadores afirmaron que este hombre se encontraba realizando un “manual del pedófilo” que pretendía divulgar en internet.

Mediante la Deep Web el hombre pudo compartir parte de su galería que rondaba las 20 mil fotografías y vídeos de abuso sexual.

Las autoridades informaron que el fin de semana el pederasta fue acuchillado en su celda en la carcel de Full Sutton.