La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró una Tortuga Marina verde (Chelonia mydas) que se ubicaba en un domicilio particular, de la Ciudad de Villahermosa, Tabasco.  Lo anterior en atención a denuncias recibidas vía telefónica en contra de una persona de sexo masculino, quien presuntamente tenía al quelonio; por ello, personal de esta Procuraduría acudió al sitio señalado, siendo este un espacio en donde se rentan varias viviendas y con un área de patio común.

En dicho lugar, se encontró un ejemplar de tortuga marina juvenil de la especie conocida como Tortuga Verde (Chelonia mydas), misma que estaba contenida en un recipiente de plástico, aparentemente en buenas condiciones. Al cuestionar a los vecinos sobre la persona que poseía el animal, éstos manifestaron desconocer a quien pertenecía dicho ejemplar.

Por ello se procedió al aseguramiento precautorio del quelonio, el cual quedó temporalmente bajo el resguardo de esta Procuraduría y se presentará denuncia penal ante la Fiscalía General de la Republica (FGR), por la posesión ilegal del ejemplar.

Cabe recordar que de conformidad con lo previsto en el Artículo 420, fracciones I y IV del Código Penal Federal, se impondrá pena de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa, a quien ilícitamente capture, dañe o prive de la vida a algún ejemplar de tortuga marina, o recolecte o almacene de cualquier forma sus productos o subproductos; y que realice  cualquier actividad con fines de tráfico, o capture, posea, transporte, acopie, algún ejemplar, sus productos o subproductos y demás recursos genéticos, de una especie de flora o fauna silvestres, terrestres o acuáticas en veda, considerada endémica, amenazada, en peligro de extinción, sujeta a protección especial, o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte.

También, que la a Tortuga Verde (Chelonia mydas) se encuentra enlistada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en el estatus de en Peligro de Extinción (P) y en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) donde se incluyen las especies sobre las que se cierne el mayor grado de peligro.

Información Boletín de Prensa Segob