El Congreso de Nuevo León aprobó por mayoría (35 votos a favor, cinco en contra y una abstención), la iniciativa de reforma a la Ley Estatal de Salud, en la que confiere a personal del sistema de salud la decisión de negarse a atender a personas de la comunidad LGBT.

La medida también considera que la atención puede ser negada a personas indígenas, migrantes, mujeres que quieran abortar y pacientes con VIH, bajo el argumento de “objeción de conciencia”, que supone el derecho a realizar determinados actos, o cumplir una orden de autoridad, o de una norma, jurídica cuando éstas contradicen los principios éticos o morales.

La iniciativa fue promovida por el diputado con licencia Juan Carlos Leal, del Partido Encuentro Social (PES), y aprobada por mayoría por los diputados de Nuevo León.

La diputada María Guadalupe Rodríguez Martínez, quien presentó el dictamen, señaló en tribuna que “Recientemente, en México la Comisión Nacional de Bioética expidió el Código de Bioética para el Personal de Salud, en el cual hace referencia al tema en el artículo 28, que a la letra señala lo siguiente:

“El personal de salud podrá rehusarse a aplicar medidas diagnósticas y terapéuticas que a su juicio pongan en riesgo la vida de los pacientes o su descendencia, bien sea a petición de los propios pacientes, de sus superiores jerárquicos o autoridades institucionales, cuando se oponga a la práctica médica comúnmente aceptada, a los principios bioéticos, a sus capacidades profesionales o a razones de objeción de conciencia”.

Claro que, como muchas contradicciones sociales derivadas de la disonancia cognitiva intrínseca del ser humano y particularmente de las entidades provincianas ortodoxas, cof cof… Nuevo León, los conceptos científicos son utilizados a la conveniencia del estado para establecer poder sobre los grupos marginados.

Sin embargo, estos son los 4 principios básicos de la Bioética:

1.-PRINCIPIO DE JUSTICIA
Obligación de igualdad en el tratamiento y distribución equivalente y equitativa de los recursos para prestar los servicios de salud. El paciente debe contar con Acceso a los servicios médicos adecuados, dignos y básicos. En el trato con el paciente el médico NO DEBE anteponer juicios de valor, ni hacer distinciones por origen racial, sociocultural o socioeconómico, creencias religiosas, ideológicas o de otra índole. El médico debe ver en el paciente al ser humano sufriente que acude a él en busca de alivio a su dolor o sufrimiento.

2.-AUTONOMÍA
El ser humano debe ser libre respecto a sus derechos fundamentales. El reconocimiento de que el ser humano y el enfermo es un sujeto y no un objeto. El paciente debe ser correctamente informado de su situación y de las alternativas de tratamiento que se le pudieran aplicar. Asimismo, deben respetarse las decisiones de los pacientes que luego de la información obtenida tienen la suficiente competencia para tomar su decisión.

3.-BENEFICENCIA:
Poner máximo empeño en atender al paciente y hacer lo que pueda para mejorar su salud de la forma que considere más adecuada.

4.-NO MALEFICENCIA
Sobre todo no hacer daño al paciente. El daño que se hace a una persona es más rechazable que el de no haber promovido su bien. La exigencia Ética es más importante: No matar. No causar dolor.

Así que ¿dónde radica el criterio de los encargados de estas instituciones médicas y por qué otorgar un poder sobre grupos que ya viven marginados, negándoles ahora uno de los derechos humanos fundamentales?

Ahora habrán cadeneros con bata blanca en las entradas de los hospitales regios decidiendo quién es digno de entrar “al antro médico”, reservándose el derecho de admisión y abriendo camino a la discriminación institucional legalizada.

Un texto de Christian Diez disponible en https://www.lajornadamaya.mx/2019-10-21/Aprueba-Nuevo-Leon-negar-atencion-medica-a-comunidad-LGBTTTI