Activistas denuncian inconsistencias en la investigación del caso Elizabeth Montaño; autoridades lo califican como “suicidio”

17

A dos meses de la muerte de la Dra. Elizabeth Montaño, las autoridades encargadas de investigar su caso siguen sin tener avances que esclarezcan las circunstancias de su fallecimiento.

Montaño, profesional de la salud y activista por los derechos de la comunidad LGBTIPQA+, fue vista por última vez el 8 de junio después de salir de su trabajo en el Centro Médico Nacional Siglo XXI, en la Ciudad de México. Diez días después, las autoridades del Estado de Morelos hallaron su cuerpo “sin signos de violencia y con sus pertenencias” por lo que la Fiscalía General del Estado de Morelos (FGEM) expuso su hipótesis en la cual informa que este caso se trata de un “suicidio por ingesta de algún medicamento”.

Activistas y defensores de los derechos de las personas trans aseguran que la FGEM presentó a la Fiscalía General de Justicia (FGJ) un informe incompleto de la investigación. Miembros de la comunidad LGBTIPQA+ rechazaron la versión de la FGEM y denunciaron que las autoridades de Morelos están violando el derecho a la justicia de la Dra. Montaño al querer dar “carpetazo” al caso.

“No es nuevo que las autoridades de nuestro país, cuando muere una mujer trans, por discriminación e ignorancia prefieran cerrar el caso y decir que fue un crimen pasional o se suicidó”, denunció Marsha Beya Rubyn Ortiz, activista integrante del Colectivo Orgullo Trans México.

Con información de Magaly Montoya.