Una joven de 14 años fue victima de abuso sexual al interior de la Escuela Nacional Preparatoria #3 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), uno de los detalles más preocupantes es que el personal del plantel, lejos de ayudarla, la revictimizó.

De acuerdo con la denuncia que presentó la madre de la menor ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, los hechos ocurrieron el pasado jueves.

La estudiante de nuevo ingreso se encontraba en el área verde de la institución cuando un hombre comenzó a hacerle plática; él llevaba consigo una lata de jugo marca Jumex del cual le ofreció beber. La menor después de tres tragos, comenzó a marearse y rapidamente perdió el conocimiento. 

Para cuando personal de la escuela la encontraron, la victima se encontraba semidesnuda y completamente inconsciente, por lo que la llevaron al servicio médico. Posteriormente llamaron a sus familiares.

En ese momento nadie levantó una denuncia ni siquiera en el jurídico de la institución, simplemente le pidieron a su tío que se la llevara.

Al día siguiente, acompañada de su madre, fueron a la escuela pero el secretario de Apoyo a la Comunidad Estudiantil, no las apoyó, únicamente la revictimizó.

En voz alta, Enrique Medina López, se dirigió a la menor para decirle “ya le contaste a tu mamá lo que andas haciendo”, además, a su madre, en el mismo tono, le dijo que habían encontrado a su hija en los pastos, “en estado de ebriedad toda expuesta, por lo que la cubrimos”.

Hasta ahora, la UNAM no se ha pronunciado al respecto.