Diana había sido internada en el penal de Chiconautla para cumplir una condena por el delito de robo con violencia. Tras cumplir el tiempo que la ley le había fijado, salió del penal intentando rehacer su vida.

A los tres días de respirar su libertad, había ido a un centro comercial y pretendía abordar un taxi, pero tres sujetos armados a bordo de una camioneta le dispararon a quemarropa, la mujer cayó al piso y murió sobre avenida Central, colonia Jardines de Morelos.

De los tres hombres no se sabe nada, lograron escapar sin que nadie les identificara.

El taxista resultó herido y fue trasladado a un hospital para brindarle atención médica.

Al lugar pretendían llegar dos patrullas, pero al circular por el carril confinado del metrobus, chocaron entre sí y resultaron heridas dos policías que tuvieron que ser trasladadas para su atención.