The killers lanza nuevo sencillo

42

Por J. Augusto Peña


Con esta canción confirman que ahora solo son tres

The killers ha compartido en sus redes sociales oficiales un nuevo vídeo de su nuevo sencillo titulado “My own soul’s warning”. Con esta canción nos confirman algo que nos encanta saber de esta banda, y es que desde “Day&age”,  ya nos empezaban a presumir sus influencias new wave, y lejos de decirles que dejen en paz a Peter Hook, hoy celebramos lo mucho que han aprendido de él y de Bruce Springsteen, y de Bob Dylan, y de Johnny Cash.

Y es que hablar de The killers, es desentrañar lo más personal y antiguo de la música norteamericana, si hoy nos gusta The killers, es porque alguna vez cantamos al ritmo de Bruce Springsteen, Bob Dylan, The Smiths, Joy Division, Elvis Presley, y me atrevería a mencionar incluso a Madonna entre las influencias más grandes de The killers; no dejaré de lado a algunos cantautores que para su género son impensables como Serge Gainsbourg y Jane Birkin. Me parece que estos artistas configuran a The killers. 

Esta banda proveniente de Las vegas ha perdido a uno de sus integrantes para su más reciente producción, sin embargo, muestran mucha fuerza armónica y un amplio abanico de influencias con el cual compensan la ausencia de una de sus figuras icónicas.

The Killers siempre ha jugado con sonidos de los años ochenta, pero esta vez parece haberlos conjugado de la forma que hace un DJ, al crear un set dedicado a una época en especial, no puedo dejar de insistir en lo bien que demuestran su influencia de Madonna. Lo nuevo de The Killers ostenta un sonido digno de la discoteca ochentera en la que sueña Scorsese hacer sus películas, es el álbum que quiere ser soundtrack de Tarantino y De Palma, es lo que queremos escuchar desde que sabemos que algo así se puede escuchar. The killers una vez más rompió el techo de las expectativas y ha reinventado la forma de bailar, la forma de cantar, la forma de llorar a los amores que nunca volverán, y, en suma, han vuelto con lo que saben hacen mejor, ponernos a cantar.